9 diciembre, 2022

Las Voces del Silencio

PRESENTACIÓN DEL PROYECTO “LAS VOCES DEL SILENCIO”

No hay historia muda. Por mucho que la quemen, por mucho que la rompan, por mucho que la mientan, la historia humana se niega a callarse la boca.— El derecho de recordar no figura entre los derechos humanos consagrados por las Naciones Unidas, pero hoy es más que nunca necesario reivindicarlo y ponerlo en práctica: no para repetir el pasado, sino para evitar que se repita.
Eduardo Galeano

La Fundación Curaco de Vélez, es una organización sin fines de lucro creada en el 2016 en Curaco de Vélez. Desde su creación, la fundación ha impulsado diversas actividades de educación, formación e investigación. Estas actividades se realizan en colaboración con personas que, de forma absolutamente voluntaria, participan activamente porque creen en el proyecto. Para el desarrollo de todas sus actividades, la Fundación es absolutamente autogestionada.
Como objetivo, la fundación busca revitalizar el conocimiento a través del diálogo de saberes, la recuperación de las formas de organización comunitarias, de los valores de la producción agroecológica, potenciando siempre la autonomía territorial. Todo esto bajo el marco más amplio de los derechos humanos, la dignidad de las personas y el objetivo genérico del buen vivir. Una de las actividades de investigación que se ha impulsado desde la Fundación
es el proyecto “Las voces del silencio”. El proyecto se comenzó en 2019, con la pretensión de abarcar todo el territorio de Chiloé. En una primera etapa, por simples razones operativas, se inició en la comuna de Ancud.
El objetivo del proyecto era romper la parálisis traumática de la dictadura y las ansias de olvido, a través de la visibilización de las memorias de aquellas personas que sobrevivieron a los atropellos y violaciones de sus derechos
humanos durante el período de la dictadura cívico-militar, de las cuales nuestro archipiélago no quedó exento.Para comenzar, nos pareció que lo más urgente era recoger los testimonios de personas sobrevivientes represaliadas en esos años de horror, tanto por el riesgo de perder esta información debido a la edad de las personas como por la riqueza de una historia contada en primera persona. Para las compañeras y compañeros que aceptaron participar, significó revivir tanto el impacto de la detención frente a la familia, incluidos muchas veces hijos o hijas pequeños/as, como las situaciones de intensos miedos, terrores, humillaciones, inseguridades, indefensión y desolación absoluta durante su reclusión. No fue fácil recordar lo vivido, pero todos los compañeros y la compañera tuvieron un enorme coraje y valentía para enfrentarse a los recuerdos.
Aquí se presenta un libro –primera parte del proyecto- que recoge los relatos de las personas ancuditanas entrevistadas. Lo acompaña un video, realizado básicamente a mujeres de la familia, esposas, hijas (un hijo), hermanas, que sufrieron la pena de la soledad y la angustia de no saber, situación que habitualmente permanece oculta y olvidada. En conjunto pretende ser un pequeño homenaje y reconocimiento a todas las víctimas de la dictadura chilena que gobernó con horror entre los años 1973 y 1990.

La mirada del pasado nos permite pensar el presente para construir un futuro diferente con dignidad y justicia. Un pueblo que no recupera su memoria está condenado a repetir su historia nefasta.

Leer  texto en línea: https://indd.adobe.com/view/41a8bb16-5258-46f5-83c7-7927797a215c

Documental «Las Voces del Silencio»