9 diciembre, 2022

Fundación Escuela Superior

La Fundación Escuela Superior,  es la representante legal que ha impulsado la creación de diversas escuelas a nivel nacional, en primera instancia en el Archipiélago de Chiloé comuna de Curaco de Vélez y en segundo momento en la zona Central del país en la Ciudad de Curicó, sector Palquibudi.

La fundación cumple el rol de resguardo y  permite el funcionamiento de los espacios educativos de manera autónoma  y  autogestiva. Por lo cual,  es  sin fines de lucro,  integrada por ex estudiantes de la Escuela Superior Campesina Águila Sur (Paine), instancia generada a fines de los años 80, que becó a jóvenes   campesinos/as, que participaban en diversas organizaciones sociales, productivas y comunitarias. Este proyecto educativo vinculó conocimientos agrícolas  con la formación en desarrollo social y comunitario,   preparando a jóvenes a nivel nacional  para el fomento de redes de reciprocidad  que potenciaran  la economía familiar campesina. Contribuyendo al fortalecimiento de  las organizaciones a nivel local, aportando con alternativas productivas y ambientales, para construir un Desarrollo Rural desde las bases y las necesidades presentes en los diversos territorios involucrados.

Esta enriquecedora experiencia impulsó importantes cambios en la vida personal de quienes participaron, es por ello que 20 años después,  se organizan cinco ex estudiantes mujeres para concretar un proyecto educativo que busca  entrelazar la memoria histórica, el contexto sociopolítico y económico, el desarrollo personal y emocional, para generar alternativas  creativas que generen apuestas autonómicas y autogestivas en  los diversos territorios que contempla  la Fundación Escuela Superior.

La Fundación por tanto resguarda los lineamientos y posicionamientos que se transmiten en la Escuela:El diplomado en Desarrollo Rural que imparte la Escuela Superior Campesina es un diplomado que nace para generar espacios de encuentros, diálogos y construcción de alternativas posibles frente a los ejes de desigualdad, capitalistas, patriarcales y colonizadores,  es por ello que no depende de una malla curricular establecida por el ministerio de educación por lo que no se entrega un título reconocido por esta institución Estatal,  ya que no responde a los lineamientos fundacionales y de acuerdo a la modalidad enseñanza – aprendizaje que se comparte; la escuela dialoga de manera horizontal sobre los contenidos compartidos, según la experiencia del estudiantado  y el profesorado, por lo que  se va normando y retroalimentando en el proceso pedagógico. De igual manera,  la Fundación está abierta ha  desarrollar otros diplomados vinculados al quehacer campesino y   organizaciones sociales.   Manteniendo el  principio de autogestión y autonomía, generando recursos que se  limitan a cubrir las necesidades del proyecto educativo  sin solicitar aportes estatales, de  empresas privadas y organizaciones internacionales.

El proceso de autogestión es un espacio donde se valorizan los espacios de infraestructura, se arriendan  salas, cabañas y se realizan eventos.

Se reciben donativos de cursos realizados por integrantes de la fundación o personas colaboradoras,  siempre y cuando no comprometa la autonomía y el avance del proyecto educativo.